Reclamo de Tribunal Supremo de Justicia, Junio 06, 2002, expediente 01-396

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

Oposición por parte del intimado al pago o del tercero, a la solicitud de ejecución de hipoteca

EXTRACTO GRATUITO

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Magistrado Ponente:

CARLOS OBERTO VÉLEZ

En el juicio por ejecución de hipoteca intentado ante el Juzgado Séptimo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y Sede en la Ciudad de Caracas, por la sociedad de comercio que se distingue con la denominación mercantil BANCO CARONÍ, BANCO UNIVERSAL, C.A., representada judicialmente por los abogados en el ejercicio de su profesión Rafael Montserrat Lugo, Humberto Bello Lozano Márquez y Cesar Contreras Sequera, contra los ciudadanos MOHAMMAD REZA BAGHERZADEH KHORSANDI, BRENDA RIVAS C. DE BAGHERZADEH y la empresa mercantil REPRESENTACIONES MOBREN, C.A., patrocinados por los profesionales del derecho Ignacio Berrizbeitia López, Ernesto Estevez León, Adriana Silva Mazzei y Mauricio Berrizbeitia López; el Juzgado Superior Octavo en lo Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y Sede en la Ciudad de Caracas, conociendo en competencia funcional jerárquica vertical, dictó sentencia en fecha 2 de abril de 2001, mediante la cual declaró que no tiene materia sobre la cual decidir en relación al recurso procesal de apelación interpuesto por la demandante; con lugar el ejercido por los intimados; declaró la nulidad de la apertura del lapso probatorio y por vía de consecuencia, confirmó el fallo apelado en lo atinente a la declaratoria con lugar de la oposición y finalmente, condenó al pago de las costas procesales a la demandante, por haber resultado totalmente vencida en el proceso, de conformidad con lo establecido en el artículo 274 del Código de Procedimiento Civil.

Contra el precitado fallo, la demandante anunció recurso de casación, el cual fue admitido y formalizado.

Hubo impugnación.

Concluida la sustanciación del recurso de casación, la Sala pasa a dictar su máxima decisión procesal, bajo la ponencia del Magistrado que con tal carácter la suscribe y lo hace previa a las siguientes consideraciones:

PUNTO PREVIO RECLAMO EN CASACIÓN

Vista la actuación procesal de fecha 10 de mayo de 2001, presentada mediante escrito ante la Secretaría de esta Sala de Casación Civil, por los profesionales del derecho Ramón Escovar León y César Augusto Contreras Sequera, actuando con el carácter de mandatarios judiciales de la sociedad de comercio que se distingue con la denominación mercantil BANCO CARONÍ, C.A., BANCO UNIVERSAL, a través de la cual formulan RECLAMO contra la actuación del Juzgado Superior Octavo en lo Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y sede en la ciudad de Caracas; esta Suprema Jurisdicción, procede a atender las pretensiones allí contenida, y a tales efectos observa:

Los interesados, alegan:

"...Antes de formalizar las denuncias contra la recurrida, y de conformidad con lo previsto en el artículo 314 del Código de Procedimiento Civil, vamos a fundamentar el Reclamo que ejercemos contra el auto de fecha 27 de abril de 2001, en el cual el Tribunal de la última instancia REVOCÓ el auto de admisión del recurso de casación anunciado en fecha 17 de abril de 2001 (folio 383).

El recurso de casación anunciado en la fecha indicada fue admitido en auto de fecha 23 de abril de 2001, cuyo texto copiamos a continuación:

‘Vista la diligencia de fecha 17 de Abril (Sic) de 2001, suscrita por el Abogado (Sic) César Augusto Contreras Sequera, en su carácter de apoderado judicial del Banco Caroní, parte actora en el presente juicio, por medio de la cual, anuncia Recurso de Casación contra la decisión dictada por este Tribunal el 02 de Abril (Sic) de 2001, el Tribunal admite dicho Recurso de conformidad con el Artículo (Sic) 312 del Código de Procedimiento Civil. Se deja constancia que el lapso de Diez (Sic) (10) días previsto para anunciarlo venció el día 20 de Abril (Sic) de 2001. Se ordena remitir el presente Expediente al Tribunal Supremo de Justicia, Sala de Casación Civil. Líbrese Oficio’.

(Negritas nuestras).

El auto de admisión del Recurso anunciado es claro, pues admitió el medio impugnativo y señaló cuál fue el día en el cual venció el lapso para su anuncio. Luego de dictado el auto de admisión, el Tribunal de la última instancia solo podía remitir el expediente a la Sala de Casación Civil Y NO PODÍA REVOCAR TAN IMPORTANTE AUTO PUES ESTA SITUACIÓN AFECTA EL EJERCICIO DEL DERECHO DE DEFENSA DE NUESTRA REPRESENTADA.

En efecto, una vez admitido el recurso, el Superior no podía revocar dicho auto por dos razones:

a) por haber perdido jurisdicción y b) porque el auto de admisión no es de mero trámite.

Sobre el punto de la pérdida de la jurisdicción, es importante tomar en cuenta por analogía el contenido del artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, el cual establece lo siguiente:

‘Admitida la apelación en ambos efectos, no se dictará ninguna providencia que directa o indirectamente pueda producir innovación en lo que sea materia del litigio, mientras esté pendiente el recurso, salvo disposiciones especiales'.

Si aplicamos por analogía el referido artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, es fácil entender que la admisión del recurso de casación siempre produce un efecto suspensivo, y dicho efecto suspensivo genera una pérdida inmediata de jurisdicción para el Tribunal Superior. De manera que sólo la Sala de Casación Civil está autorizada para revocar en punto previo, si lo considera necesario, dicho auto de admisión del recurso de casación.

Un reflejo de la pérdida de jurisdicción inmediata por la admisión del recurso de casación, lo encontramos en el artículo 522 del Código de Procedimiento Civil, el cual señala lo siguiente:

‘Si no se anunciare oportunamente el recurso de casación, el Tribunal remitirá los autos inmediatamente al que corresponda la ejecución de la sentencia. Si se anunciare y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS